PARA QUÉ SIRVE EL NAPROXENO

uso del naproxeno

Los medicamentos están hechos para prevenir y tratar diferentes síntomas, signos clínicos y enfermedades como tal. Existe una gran gama de medicamentos que sirve para tratar una misma enfermedad. Los antiinflamatorios no esteroideos son muchos, uno de los más destacados es el naproxeno. Un medicamento que fue puesto a la venta por primera vez en la década de los 70’s.

El naproxeno es conocido por ser una sal sódica, entre sus beneficios están la disminución del dolor, la inflamación, la sensibilidad y la rigidez que puede ser ocasionada por diversos factores. Como puede ser una lesión muscular por un golpe físico, por mencionar un ejemplo. Existen diferentes razones, como ya lo he dicho. Este medicamente es utilizado para el tratamiento de diferentes tipos de artritis como son la osteoartritis, la artritis reumatoide, la artritis juvenil y la espondilitis anquilosante.

El naproxeno se puede encontrar en tabletas de liberación lenta o en suspensión oral, que no es una forma tan común de consumir este medicamento. Por lo tanto, también el naproxeno sirve para los dolores musculares como la bursitis, para la tendinitis, la artritis gotosa que no es precisamente un dolor muscular, para los dolores menstruales, dolor de cabeza y todo tipo de dolores que pueda padecer una persona.

Cuando se comenzó la distribución de este medicamente era con prescripción médica, tiempo después las autoridades de Estados Unidos consideraron que no era necesario la receta médica para hacerse de este producto. Sin embargo, en la actualidad solo podemos acceder al naproxeno con prescripción médica, también se comercializa una versión con una dosis menor que es indicada para los dolores de cabeza, musculares, dolor de muelas, de espalda, para disminuir la fiebre o tratar el resfriado, sin necesidad de prescripción médica.

Esto es exclusivamente el doctor quien se encargará de determinar que dosis requieres para la enfermedad o los síntomas que presentes. Puede que en unos países si sea totalmente necesaria una receta médica y en otros no, todo dependerá de las normas y leyes de salud vigentes en la actualidad. Lo mejor es consultar con el médico de tu preferencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *